Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Aprendizaje informal’ Category

Como nos muestra la biología-Cultural, lo humano surge, evolutivamente hablando, en el conversar. Y se conserva habitando en redes de conversaciones, las que constituyen el fenómeno cultural. De manera tal que sólo se es humano conviviendo con humanos. Lo humano no es simplemente una corporalidad Homo Sapiens, es un modo de vida que se realiza en una matriz de relaciones sociales, en la cual conversando las personas se encuentran y se realizan como tales.

Podemos decir que las redes de conversaciones formales son todas aquellas que surgen como espacios especificados con algún propósito y orientadas a un resultado, sea educativo, político, religioso, etc. Espacios que además son diseñados desde algún criterio.

Pero siempre dependiendo de cómo se viva y conviva en estos espacios serán las propiedades de la matriz relacional que surga con el conversar de las personas. Así, pueden cursar en la confianza y la colaboración, o en la desconfianza, el control y la obediencia. Generando así dos derivas completamente distintas; una social y otra instrumental.

Las redes de conversaciones informales son todas aquellas que ocurren en espacios relacionales sin diseño o con un meta-diseño que simplemente abstrae y trasponla las coherencias básicas del ámbito social. Lo que las caracteriza es que no están orientadas a la consecución de un resultado, y no tienen más propósito que el disfrutar el encuentro entre personas que quieren escucharse y hablarse. Y como están abiertas a la posibilidad de coinspirar la coordinación de acciones conjuntas, siempre pueden generar resultados, pero como una cuestión espontánea.

Al igual que las conversaciones en espacios formales, lo que define el curso que siguen las redes de conversaciones informales será el modo en que se relacionen las personas, ya sea desde conversas de colaboración en el sentir de la confianza,  o conversas de obediencia en el control o la competencia.

Entonces, si bien es cierto que los espacios formales e informales de conversaciones generarán bienestar o malestar siempre dependiendo de cómo se los viva y conviva, la convivencia humana, históricamente y en este presente, ha ocurrido y ocurre fundamentalmente en espacios informales de conversación, y la mayor parte de las creaciones humanas fundamentales han surgido así, sin diseño, sino establecidas consensualmente al calor de la convivencia y en el placer de hacer cosas juntos.

Por otra parte, la historia de los últimos 10 mil años, ha estado centrada en relaciones culturales (redes de conversas) de desconfianza, control, autoridad, obediencia, apropiación, competencia. Desde las cuales se ha intentado formalizar insidiosamente los espacios conversacionales de muy diversas maneras para poder manipular a las personas en la consecución de diversos objetivos, sean políticos, ideológicos, económicos, etc. Generando así dolor y sufrimiento como también desarmonía ecológica al romper la unidad individuo-sociedad y biosfera-antroposfera.

El encuentro de la Red de Conversaciones Informales surgió con el propósito de restaurar el potencial educativo espontáneo de los encuentros libres entre personas que desean compartir, colaborar y coinspirar en torno al aprendizaje, generando matrices relacionales-sociales que aspiran a ampliar la autonomía reflexiva y de acción de las personas y comunidades, así como sus espacios de bienestar psiquico-corporal.

Nos juntamos el día 13 de septiembre (2010) y realizamos un encuentro que quisimos imaginar como una semilla, la cual sembramos en la buena tierra del conversar reflexionando sobre las dinámicas del aprendizaje en la convivencia. Para esto invitamos a diversas organizaciones y personas involucradas en temas educativos, de dialogo, innovación empresarial, entre otros. Junto a lo cual se invitó también a dos exponentes norteamericanos, uno de la Cibernética, Paul Pangaro, y otro del Aprendizaje Informal, Jay Cross. Además participamos, Luiz Algarra, como moderador reflexivo, y yo, que presenté una explicación biológico-cultural sobre los fundamentos de los espacios informales de aprendizaje. En total fuimos cerca de 100 personas compartiendo en la “trofolaxis” lingüística.

Fue una magnífica experiencia ya que contamos con un público de lujo que dejó de ser público en el conversar para tornarse exponentes de su propio pensamiento y sentir. Y pudimos así compartir, ideas, reflexiones, preguntas y distinciones que poseían ese peculiar carácter que el sentir les da a los conceptos cuando surgen en las personas de una manera vital, cuando quedamos concernidos en aquello de lo que hablamos, transidos por la pasión de aquello que nos mueve desde lo profundo.

Dadas las circunstancias en que fue posible hacerlo, fue un encuentro que se organizó a última hora, pero el cosmos coinspiró para que su realización fuera impecable y deleitable. Salvo quizás por el aspecto on line transmitiendo en vivo, ya que no pudimos interactuar con los cerca de 40 cibernautas que se conectaron con nosotros. Esperamos poder arreglar eso en una eventual segunda oportunidad. En fin, fue un encuentro que esperamos, abra una nueva puerta para seguir dando vueltas juntos en el placer del conversar y el aprender conviviendo.

Read Full Post »